domingo, 4 de noviembre de 2012

¿Cómo actúan los antipsicóticos?


Antipsicóticos o neurolépticos.


Los antipsicóticos o neurolépticos son fármacos utilizados para controlar los síntomas presentes en pacientes con crisis psicóticas como es el caso de los esquizofrénicos. Generalmente suelen actuar a nivel de los receptores de los neurotransmisores. Los neurotransmisores son unas moléculas que se envían desde unas neuronas a otras para transmitirse información y  así poder comunicarse. De esta manera, para poder captar la información de otras neuronas, estas tienen receptores específicos.
Se cree que un exceso o mal ajuste de estos neurotransmisores es lo que causa los síntomas de la esquizofrenia, por eso, los antipsicóticos bloquean parte de estos receptores y así, al modular su efecto los síntomas van disminuyendo e incluso llegan a desaparecer.
Los antipsicóticos suelen tranquilizar sin alterar la conciencia ni producir excitación, pero no deben considerarse simples tranquilizantes ya que el efecto tranquilizante tiene una importancia menor frente a trastornos como la esquizofrenia.
Cuando se interrumpe la medicación se observan índices de recaídas mucho más altos. En la mayoría de los casos, no sería correcto decir que un tratamiento continuado va a evitar las recaídas,  ya que más bien reducirán su intensidad y frecuencia. El tratamiento de los síntomas psicóticos severos requiere generalmente mayores dosis que las utilizadas en los tratamientos de mantenimiento y cuando  los síntomas reaparecen con dosis más bajas, un aumento temporal de éstas puede evitar una verdadera recaída.
Se sabe que personas con este tipo de trastorno es posible que necesiten medicación durante toda su vida para poder estar estables. Pero también es cierto que pasado cierto tiempo de terapia, estos pacientes pueden estar viviendo con dosis mínimas del medicamento que reducen practicamente los efectos secundarios.
Para saber cual es el antipsicótico con menos efectos secundarios hay que tener en cuenta al paciente. Hay gente a la que le sienta muy mal un determinado antipsicótico y sin embargo le va muy bien otro. Cada persona reacciona ante los efectos secundarios de forma distinta. Lo mejor es probar y si no va bien cambiar. Sin embargo, hay determinados perfiles de pacientes a los que les suele funcionar mejor un antipsicótico concreto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada